LAS PATALETAS Y BERRINCHES, DOS SOLUCIONES PRACTICAS


Quién de nosotros no ha tenido que soportar a sus hijos al frente de una vitrina o de cualquier almacén realizando toda clase de musarañas y llantos  acompañados de tiradas al suelo, sólo porque no le hemos comprado determinada cosa o juguete o porque no hemos ido a determinado lugar.

En ese momento pasamos por todas las emociones, desde stress  hasta por pena o vergüenza, además porque estos berrinches suelen presentarse en los lugares  más embarazosos como las iglesias, las casas de los amigos en las que tenemos poca confianza,  los supermercados  y, estoy segura, que en ese momento queremos que la tierra nos trague, no sólo por la imposibilidad que sentimos al recibir la información sino por lo qué dirán tanto amigos como familiares y también los extraños  por  la manera como estamos resolviendo las situaciones que se nos presentan.

Las pataletas son parte de la vida de nuestros hijos, es el pan nuestro de cada día, y, si no se toman cartas sobre el asunto nuestras vidas pueden volverse un caos completo puesto que si no las resolvemos en forma adecuada en el momento, corremos el riesgo de que nunca podamos controlar a nuestros hijos.

A  través de mi experiencia he aprendido que seguir estos dos pasos fáciles que te voy a enseñar harán que puedas manejar estas situaciones y te garantizo que si sigues estos pasos claves sencillos encontrarás la salida a estos berrinches.

PRIMER PASO: Analiza el antecedente, es decir antes de que sucediera la pataleta que estaba pasando y que estaba generándola situación, si se entiende o por lo menos se sabe la causa de la pataleta encontraremos la manera de solucionarla. Analiza  ¿que estaba pasando antes?, que pudo originar el berrinche, qué personas estaban cerca, qué le estaban diciendo al niño, si le negaron algo, si le dio miedo algo o alguien. Después analice ¿Qué hizo su hijo?, si lloró, se tiró al suelo, se lastimó, tuvo alguna conducta que no tenía antes, mordió, pegó, después de este momento analice el resultado, ¿Qué pasó después de todo lo que hizo su hijo? Y, aquí tenemos que saber cuál es nuestra responsabilidad en el asunto.

SEGUNDO PASO: Actúe. La mejor manera de ayudar a un niño que está haciendo berrinche es permanecer calmado y dejar que el niño explote sus emociones, así sea en público. Esto que te diré a continuación parece loco y descabellado; pero lo que debes hacer es exactamente lo contrario a lo que estás haciendo o a lo que siempre haces, que es darle toda tu atención, en este caso lo que debes hacer es casi ignorarlo, ES QUITARLE ESA ATENCIÓN QUE EL QUIERE ACAPARAR CON SUS PATALETAS. Y te aseguro que esto es lo más difícil, supremamente difícil.

A través de mi experiencia con la crianza de tres hijos, desarrolle unas ACCIONES para sacar al niño  de esa  situación que le produce el berrinche. Lo primero que hago es DISTRAERLO, ya sea con un juguete, o lo cargo o le muestro cualquier cosa, o que mire por la ventana o le cuento algo que acapare su atención. Luego, usted debe DESPRENDERSE, trate de no hacer caso, respire hondo y dese un momento para incluso reaccionar .DESARMELO, si su hijo le permite trate de abrazarlo, a algunos les reconforta, a otros al contrario los pone furiosos, también funciona llevárselo a otro lado para que se pueda calmar.

Puede probar estos tres pasos o cualquiera de los tres, cuando sienta que esta fuera de su control y fuera de las situaciones, tenga cuidado, dese un tiempo incluso para calmarse, respirar hondo y tomar un camino acertado hacia la conducción de la pataleta de su hijo, puesto que si usted NO se encuentra bajo control y equilibrado seguramente lo gritará, lo jalará, lo maltratará, lo pellizcará o le dará una palmada, y cuando eso pase en ese momento ya el que estará haciendo las cosas mal será usted y su hijo tomará ventaja en este tema de las pataletas.

Como comentario final le recomiendo que antes de actuar, se haga un rápido examen anímico y emocional.  Si usted llega a sentirse enojado, desubicado, deje que su hijo siga llorando, llévelo a su cuarto y déjelo que llore, hasta que usted se pueda calmar y controlar la situación o convertirse en un padre totalmente enojado la mayoría del tiempo o, lo que es peor, en un padre maltratador.

El 25 de octubre de 2010 20:10, ANDREA VIERA VALENCIA <anviva2010@hotmail.com> escribió: 

LAS PATALETAS Y BERRINCHES DE  NUESTROS HIJOS.

Quien de nosotros no ha tenido que soportar a nuestros hijos al frente de una vitrina o de cualquier almacén realizando toda clase de musarañas y llantos  acompañados de tiradas al suelo , sólo porque no le hemos comprado determinada cosa o juguete o porque no hemos ido a determinado lugar. Pasamos por todas las emociones, desde stress por , hasta pena o vergüenza , además por que estos berrinches suelen presentarse en los lugares  más embarazosos como las iglesias ,las casas de los amigos en las que tenemos poca confianza, las iglesias , los supermercados , y estoy segura que en ese momento querremos que la tierra nos tragara, no sólo por la imposibilidad que sentimos al recibir la información sino por lo qué dirán tanto amigos como familiares y también los extraños  por  la manera como estamos resolviendo las situaciones que se nos presentan.

Desafortunadamente las pataletas son parte de la vida de nuestros hijos, es el pan nuestro de cada día, y si no se toman cartas sobre el asunto nuestras vidas serán un caos, un caos completo puesto que nunca podremos controlar a nuestros hijos. A  través de mi experiencia he aprendido que seguir estos dos pasos fáciles que te voy a enseñar harán que puedas manejar estas situaciones y te garantizo que si sigues estos pasos claves sencillos encontrarás la salida a estos berrinches.

PRIMER PASO: Analiza antes de que sucediera la pataleta que estaba pasando y que estaba generándola situación, si se entiende o por lo menos se sabe la causa de la pataleta encontraremos la manera de solucionarla. Analiza el antecedente , ¿que estaba pasando antes?, que pudo originar el berrinche, qué personas estaban cerca, qué le estaban diciendo al niño, si le negaron algo, si le dio miedo algo o alguien. Después analice ¿Qué hizo su hijo?, si lloró, se tiró al suelo, se lastimó, tuvo alguna conducta que no tenía antes, mordió, pegó, después de este momento analice el resultado, ¿ Qué pasó después de todo lo que hizo su hijo?,y aquí tenemos que saber cuál es nuestra responsabilidad en el asunto.

SEGUNDO PASO: ACTUE. La mejor manera de ayudar a un niño que está haciendo berrinche es permanecer calmado y dejar que el niño explote sus emociones , así sea en público. Esto que te diré a continuación parece loco y descabellado : pero lo que debes hacer es exactamente lo contrario a lo que estas haciendo o a lo que siempre haces, que es darle toda tu atención, en este caso lo que debes hacer es casi ignorarlo, ES QUITARLE ESA ATENCIÓN QUE EL QUIERE ACAPARAR CON SUS PATALETAS. Y te aseguro que esto es lo más difícil, supremamente difícil, durante toda la crianza de mis tres hijos, desarrollé a través de mi experiencia, unas reglas para  lograr quitarlo de esa  situación que le produce los berrinches. Lo primero que hago es DISTRAERLO, ya sea con un juguete, o lo cargo o le muestro cualquier cosa, o que mire por la ventana o le cuento algo que acapare su atención . Luego, usted debe DESPRENDERSE , trate de no hacer caso, respire hondo y dése un momento para incluso reaccionar .DESARMELO, si su hijo le permite trate de abrazarlo, a algunos les reconforta, a otros al contrario los pone furiosos, también funciona llevárselo a otro lado para que se pueda calmar.

Puede probar estos tres pasos o cualquiera de los tres, cuando sienta que esta fuera de su control y fuera de las situaciones  ,tenga cuidado, dése un tiempo incluso para calmarse , respirar hondo y tomar un camino acertado hacia la conducción de la pataleta de su hijo, puesto que si usted no se encuentra bajo control y equilibrado seguramente lo gritará, lo jalará, lo maltratará, lo pellizcará o le dará una palmada, y cuando eso pase en ese momento ya el que estará haciendo las cosas mal será usted y su hijo tomará ventaja en este tema de las pataletas. Por favor antes de actuar , examínense tanto el padre como la madre, en que estado emocional se encuentran para poder manejar el berrinche. Si usted llega a sentirse enojado, desubicado, deje que su hijo siga llorando , llévelo a su cuarto y déjelo que llore, hasta que usted se pueda calmar y controlar la situación o convertise en un padre totalmente enojado la mayoría del tiempo.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: