Cómo Amar a los Hijos


“Dele a un niño un poquito de amor y Usted obtendrá mucho a cambio” –John  Ruskin

Este artículo  enseña como direccionar los actos de amor de los padres hacia sus hijos para que todo ese sentimiento que se les profesa, sea canalizado en miras a hacerlos un mejor ser humano. Si aplica estas sencillas practicas, lograra de una manera fácil y efectiva constituirse en un refuerzo y un camino  edificante y útil para la vida de nuestros hijos que se les notara por siempre.

A simple vista, podemos pensar que es muy fácil dar amor a los hijos y evidentemente, en principio ello es así pues son fruto de nuestra esencia y de hecho los amamos; sin embargo, como bien lo habrá podido percibir, no todas las conductas o respuestas amorosas de nuestra parte hacia los hijos tienen la virtud de convertirse en actos positivos  de amor de aquellos que refuercen su autoestima y contribuyan positivamente dentro de su proceso formativo.

Muy por el contrario, pueden consistir en actos repletos de amor y buenas intenciones de nuestra parte, pero que generen el efecto inverso contribuyendo a hacerlos o convertirlos en niños o jóvenes exigentes, demandantes, respondones, mal educados o malcriados.

Por ejemplo, muchos padres ocupados pensamos que una manera de compensar nuestra falta de tiempo con los hijos, es entregándoles dinero o, dándoles gusto en cuanto antojo o deseo ellos nos expresan. Lo hacemos con el mayor gusto, con el mayor amor. No obstante, estudios clínicos han establecido que los hijos pertenecientes a familias de mayor capacidad económica, son generalmente los más propensos al mal humor, al mayor grado de demanda hacia sus padres y hacia los demás, a la falta de respeto y consideración por el prójimo. Es probable que ocurra porque para ellos todo se reduzca a un asunto de exigir y recibir, acostumbrándose a ello, lo que a la larga no es necesariamente positivo para esa persona.

Entonces, Cómo tiene que ser el amor para que tenga un impacto emocional en nuestros hijos?

Primero: Dedíqueles tiempo. Pase tiempo genuino y verdadero con su hijo, debe haber tiempo compartido, en momentos en que nuestros hijos se sientan escuchados, amados y queridos; donde  puedan conocer los detalles de la vida de sus padres y que podamos interactuar con ellos. Estos tiempos tienen que ver con cualquier aspecto desde el día a día desde hacer tareas, contar cuentos, jugar hasta compartir vivencias y creencias de cada uno de nosotros.

Por ocupado o estresado que Usted pueda estar, ese tiempo de calidad que comparta con su hijo no solo lo beneficiara a el en el corto, mediano y largo plazo, sino que incluso Usted sentirá esa energía que ellos le devuelven multiplicada y expresada en una mirada de AMOR agradecida y orgullosa hacia Usted.

Segundo: Hágase Presente. Los padres debemos estar con nuestros hijos y, debemos estar allí para ayudarlos para guiarlos, para  acompañarlos en los momentos de alegría y en los momentos de tristezas y problemas. Cerciorarnos de que nuestros hijos sepan y sientan que uno los quiera y que ellos sepan que son importantes para nosotros, cada hijo tiene necesidades afectivas diferentes, y este proceso sólo se logra en la medida que nos interrelacionemos con nuestros hijos y nos interesemos por sus cosas y sus pensamientos.

Tercero. Elogiemos a nuestros hijos. Elogiémoslos mucho, esto significa darle besos, abrazos, caricias, palmaditas. Es un refuerzo positivo. A todos los niños les encanta saber que hacen bien las cosas como  cuando recogen sus juguetes, cuando comparten algo muy apreciado para ellos. Démosle  amor cuando hacen bien las cosas, cualquier cosa que sea, y además los alentamos a hacerlo.

En su trabajo, le agrada que le agradezcan o lo feliciten por algo bueno que Usted haya hecho o logrado? Claro que sí; entonces haga lo mismo con su hijo y lo mantendrá motivado y orientado positivamente.

Cuarto: Présteles mucha atención a sus hijos, es escucharlos cuando nos hablen, interesarnos por ellos, conocer y compartir sus inquietudes y no contestar con un aja, como para salir de ellos y hacer que ya no nos molesten. Esto es de vital importancia en la vida de nuestros hijos.

No se imagina cuanto tienen por decirle y aportarle sus hijos si Usted los escucha con atención y cuidado en cada momento. Ello además le permite pedirles que a su vez lo escuchen a Usted.

Quinto: No pretenda comprar el amor de sus hijos o entender que darles gusto es darles Amor. ¿Usted es de los que les da y compra todo lo que sus hijos desean y le piden….? Este es uno de los errores más comunes en los padres de hoy en día, ya que creen compensar ese tiempo que pasan en sus trabajos o  en el que no le prestan atención a sus hijos,  surtiéndoles  con la satisfacción de todas y mas de sus gustos o deseos  materiales.

Algunos padres creen que con darles a sus hijos muchas cosas materiales ya están haciendo bien la tarea; nada más alejado de la realidad!!. Lo que  ellos quieren es amor representado en entrega, palabras, ejemplo, presencia. Esos actos de amor que les hacen sentir apreciados, valorados como seres humanos; esos actos formativos que les hacen recordar lo bien que se siente compartir y estar en familia, esos hechos positivos de amor que les brinda la compañía, la seguridad y la confianza para crecer con un espíritu fuerte y seguro.

Todo esto DEPENDE DE USTED y nadie más que de Usted. Por lo tanto lo invito a que de ahora en adelante, marque en su celular o en su reloj una alarma que le recuerde hacer una llamada a su hijo, por ejemplo a la hora que regresa del colegio para saber cómo le fue? Como esta? Que necesita?; y/o, una alarma que suene media hora antes de su horario habitual de salida del trabajo, de manera que pueda aprovecharla para compartir esos 30 minutos con su hijo. Incluya en su agenda las fechas y horas en que su hijo tendrá una presentación, un partido de football o vóley ball o incluso el cumpleaños del novio o novia de su hijo.

NO SE IMAGINA QUE BIEN SE SIENTE ESTAR PRESENTE Y CUANTO LE APORTA A SUS HIJOS CON ELLO.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: