Vivamos La Navidad en Familia


Llegó la navidad y nuestros hijos desean que todo en casa ya este decorado y que estemos todos en función de la navidad.

“Navidad es una época de ‘nacimiento’ espiritual en la que los seres humanos estamos abiertos a permitir el principio de un nuevo estado de conciencia en nuestro interior. Es un contactarse con la presencia del ser superior que habita en lo profundo de nosotros y que nos liga con el resto de los seres humanos, independientemente de las creencias que profesen.

El mensaje del nacimiento del niño Dios es acceder a ese poder interior que orienta nuestro propósito en la vida, nuestros deseos de servir, de ser felices con los demás y de vivir en paz.

El sentido profundo de esta época se ha ido perdiendo y se ha remplazado por un sentido más comercial y social. Con mucha frecuencia la celebración de estas fiestas se convierte en un dolor de cabeza y en una lucha de poderes entre los cónyuges y entre las familias, sobre todo cuando son padres separados y no logran ponerse de acuerdo de quién se queda con los hijos para estas fechas.

Lo más importante es hablar, quitarse ideas nocivas de la cabeza, como sentir que la pareja lo rechaza por el hecho de no querer vivir la navidad con los suegros sino con sus propios padres.

Si los miembros de la familia pueden expresar sus diferencias, se generará un ambiente tolerante en el que habrá paz y  armonía.

Para vivir la navidad coherentemente y con concordancia con el evento que rememoramos, es importante vivir e inculcar en nuestros hijos lo valores intrínsecos de la navidad como la generosidad, el amor la paz, así enseñaremos a nuestros hijos y les daremos el verdadero significado de la navidad. Objetos decorativos, variedad de productos comestibles, ropa de última moda y accesorios de diferentes usos, hacen parte de la lista de compras que grandes y chicos realizan en las tiendas de la ciudad.

Grandes paquetes llegan a los hogares de la mano de una sonrisa de ‘oreja a oreja’, en quienes afortunadamente este año tuvieron el dinero para satisfacer sus antojos. De igual manera, ellos mismos esperan con ansia la pronta llegada del 24 y 31 de diciembre, para hacer una gran fiesta en la que la comida, el licor y la música abunden. Todos quieren estar felices.

Aunque nadie discute que los privilegios materiales permiten que la persona se sienta bien, lo más importante es aprovechar esta época del año para mejorar en aquellos aspectos que no dejan a cada quien sentirse a gusto con los demás. Discusiones entre padres e hijos, hermanos que no pueden verse ‘ni en pintura’, rencores y conflictos sin resolver, hacen parte de la lista de casos que llegan a navidad sin una iniciativa de perdón a la vista.

Si bien la armonía familiar debe reinar durante los 365 días del año y no sólo en una temporada especial, la época navideña es la excusa perfecta para hacer borrón y cuenta nueva.
Profesionales y expertos en el tema señalan cuál es el sentido que debe vivir la familia durante estos días de fiesta.

Muchas personas se han dejado contagiar del pensamiento de que navidad es la época de los regalos y los demás aspectos materiales, olvidando así la esencia real de este mes.

Para los creyentes, la temporada navideña debe ser vista como el nacimiento de ese niño Dios que trae consigo las esperanzas y los valores para la sociedad. Y los que no creen, pueden tomarla como el período en el que crecen de nuevo las motivaciones y las ilusiones por un año que está por comenzar.

  1. AMA. Amar a quienes nos rodean, especialmente a nuestra familia.
  2. DECORA. Arregla la casa en familia con entusiasmo y amor, haciendo que los niños saquen afuera toda su creatividad. Esto los alegrará y encantará.
  3. VISITA. Ir a donde los abuelos, realizar tertulias familiares y comer los postres y platos navideños es una delicia.
  4. ORA: Enriquecer el espíritu, rezar la novena y asistir a las ceremonias de navidad, será regocijante para todos en la familia.
  5. LLAMA a esos miembros de la familia con los que tuvo poco acercamiento.
  6. CONTACTA a las personas para agradecerles por cualquier situación que se dio durante el año. Es un buen momento para agradecer.
  7. PROPICIA un espacio de encuentro y compartir con los que más quiere. Es celebrar porque están juntos.
  8. DA no sólo algo material sino dar gracias, perdón, reconciliación y generar nuevos proyectos para todos.

Te invitamos a vivir esta navidad llenos de paz y amor en familia.

Feliz Navidad  y un próspero año  2011 te desean  “Hijos y Padres “

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: