Homenaje a Jamey Rodemeyer


 “Jamey es gordo, estúpido y gay. Debe morir”. Frases como éstas enviadas a través de Internet por sus compañeros de colegio llevaron al suicidio la semana pasada a Jamey Rodemeyer, un adolescente de 14 años residente en Buffalo (Nueva York) que reveló a sus compañeros su homosexualidad. El caso ha despertado la indignación de gran parte de la opinión pública y en especial de figuras como Lady Gaga y Ricky Martin, quienes han expresado públicamente su pesar por la muerte de Rodemeyer.

Las nefastas consecuencias del ‘matoneo’ o bullying quedaron al descubierto una vez más. Más de 500 personas se desplazaron hasta el funeral del chico, procedentes de distintas partes de Estados Unidos, con la intención de demostrar su rechazo a este tipo de hechos. Ahora, amplios sectores de la sociedad norteamericana y políticos presionan para que se expida una legislación que considere delito los acosos vía online.

El abuso contra Jamey Rodemeyer  comenzó desde quinto de primaria, pero se agudizó en mayo de este año cuando reveló en el colegio su preferencia sexual.  Desde entonces sus compañeros lo rechazaron radicalmente y se dedicaron a ofenderlo y “matonearlo”. Internet fue una de los medios que usaron para descargar sus humillaciones.

El adolescente se desahogaba con sus familiares, pero luego prefirió mantenerse hermético. Les decía que se sentía bien y que todo estaba bajo control. Mientras tanto, sus videos y confesiones a través de la red, mostraban la verdadera situación en la que se encontraba. Rodemeyer pedía ayuda, se preguntaba por qué nadie lo escuchaba y aconsejaba a quienes estaban en situaciones similares: “Nunca dejen de creer en ustedes. Mantengan la cabeza en alto y llegarán lejos”.

Rodemeyer intentaba darse ánimo, pero sus abusadores buscaban cualquier oportunidad para hacerse sentir: “Jamey es gordo, estúpido y gay. Debe morir”, decía uno de los mensajes anónimos que recibió Jamey en su página de Formspring –una red social para hacer preguntas y respuestas−. “No me importa si te mueres. A nadie le importa. Así que hazlo. Todo el mundo sería muy feliz J ”, es otro de los mensajes que recibió Rodemeyer en los últimos días. Al mismo tiempo, el adolescente escribía en su Facebook: “Siempre hablo sobre lo mucho que me ‘matonean’, y nadie me oye. ¿Qué tengo que hacer para que paren?”

Hace veinte días, Rodemeyer publicó en su perfil de Facebook, unas líneas de ‘The Queen’, una canción de Lady Gaga: “No me olviden cuando llegue llorando a las puertas del cielo”. El adolescente era un ferviente seguidor de la cantante estadounidense.

A la una y media de la mañana del domingo de la semana pasada, Rodemeyer escribió en su blog personal que pronto se reuniría con su abuela, quien falleció recientemente. También se despidió de Gaga a través de Twitter: “@LADYGAGA: Adiós mamá monstruo. Gracias por todo lo que has hecho, manos arriba para siempre”.

La estrella pop quedó destrozada cuando se enteró de la historia del adolescente suicida. Durante su actuación en el festival iHeartRadio, en Las Vegas, Gaga rindió homenaje a Jamey antes de comenzar a cantar ‘Hair‘, una canción que cae como anillo al dedo: habla sobre la aceptación y sobre ser lo que uno quiere sin importar lo que digan los demás. En el escenario un video-montaje mostraba la foto de Jamey como fondo. “He perdido un pequeño ‘monstruo’ esta semana y quiero dedicar esta canción a él. Esta noche, Jamey, sé que estás ahí mirándonos. No eres una víctima. Eres una lección que debemos seguir, el acoso es de perdedores. ¡Subamos las manos por Jamey!”, dijo la cantante al público.

“El ‘matoneo’ debe considerarse ilegal. Es un crimen de odio”, manifestó Gaga en su cuenta de Twitter. “Me reuniré con nuestro Presidente. No pararé de luchar, Esto debe parar. Nuestra generación tiene el poder de hacerlo”.

Ricky Martin fue otro famoso que se pronunció. El artista puertorriqueño se ha destacado en su lucha a favor de los derechos LGBT. “Esto necesita parar. ¿Cuántas vidas hay que perder para que alguien escuche?”, manifestó el cantante. Martin demostró su apoyo a la familia de Jamey Rodemeyer, al cambiar su fotografía en la red social Twitter por la del fallecido joven.

Ante recientes casos de suicidios de adolescentes como consecuencia de esta forma de acoso online, miembros del partido Demócrata presentaron proyectos de ley que buscan poner un límite a los abusadores que se valen de la tecnología para atacar a otras personas, muchas veces por su preferencia sexual.

El “matoneo”, o bullying, como lo llaman los estadounidenses, es una situación común en cualquier colegio del mundo. Pero una cosa es decirle a alguien que es pésimo jugando fútbol o que no se puede sentar a almorzar con determinado grupo de gente, y otra muy diferente es atacar y ofender, hasta llegar a sugerir y conseguir  la muerte del acosado.

La unidad especial de víctimas del Departamento de Policía de Amherst está investigando a los posibles responsables de lo que se conoce como crimen de odio. Hay tres estudiantes del colegio Heim, del estado de Nueva York, en la mira de las autoridades.

Muchos pensarían que la muerte de Jamey sería un motivo para que muchos hicieran un juicio interior, pero al parecer los matones de Rodemeyer, están tan conformes con los resultados que incluso siguen abusando después del incidente.

La periodista de ABC Ann Curry, entrevistó a los papás de Rodemeyer y estos le contaron que los matones no se han detenido. Días después de la muerte del adolescente, la hermana de Jamey asistía a un baile del colegio. Llevó en su mano una pañoleta hecha por su hermano y cuando sonó una canción de Lady Gaga, ella y sus amigos cantaron para recordar buenos momentos. En ese instante los matones empezaron a corear: “Estás mejor muerto. Qué bien que estés muerto”.

Mientras la policía investiga el caso, queda el mensaje de los papás de Rodemeyer: “Todo el mundo está en su derecho de escoger si está de acuerdo o no con la homosexualidad. Pero no es motivo para abusar y matonear”

1 comment so far

  1. andres on

    No tienen alma esas personas jammmmmm
    Si yo fuera la autoridad púeden ser jovenes pero les doy con todo elpeso de la ley
    Soy colombiano y esto no sucede mucho en colombia pero si sucede las personas qu epertenecen a el grupo LGBT se hacen respetar…
    no soy asi pero los apoyo y creo qu eel unico que tiene que juzgar en la vida de cada uno de nosotros es dios nuestro señor.
    La vida es una sola y nada ni nadie mientras estemos vivos tiene porque abusar de ella.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: