Niños Obesos Víctimas de Bullying


Con el objetivo de asociar la obesidad y el acoso escolar, dos de los problemas con mayor relevancia en estas edades, hemos analizado a un total de 821 niños entre ocho y 11 años. El 17% de ellos tenía obesidad, el 15% sobrepeso, el 50% eran niños y el 81% de raza blanca. En todos ellos, el grupo de expertos evaluó la relación entre el peso de los jóvenes, los factores mencionados anteriormente y sus probabilidades de ser el objeto de abusos y amenzas por parte de otros alumnos.

Para ello, tanto las madres como los profesores y los propios niños respondían a los cuestionarios que facilitamos para el estudio. Pudimos extraer del estudio que el 25% de los pequeños reconocía su situación de acoso escolar. Según sus profesores, el porcentaje ascendía al 34% y atendiendo a la información facilitada por las madres, las víctimas de bullying constituían el 45%

Muchas veces, estos procesos se atienen al código del silencio. Los propios alumnos acosados no cuentan lo que les sucede. Suelen ser personas cercanas, normalmente los padres o los profesores, quienes lo detectan. Existen indicadores externos (hematomas) o pistas como cambios de conducta repentinos (mutismo, peor rendimiento académico).

Estos porcentajes de afectación apenas variaban cuando se tenían en cuenta el resto de los factores analizados. Ser obeso, por sí solo, incrementa el riesgo de ser víctima de acoso escolar, esperamos que estos resultados sean útiles para identificar a los niños más susceptibles y para desarrollar intervenciones que ayuden a evitar este tipo de situaciones.

Además, teniendo en cuenta estos resultados, los médicos que tratan a los niños obesos deberían considerar el posible acoso que pueden estar sufriendo.

11 Técnicas para Identificar el Acoso Escolar o Bullying

Haz Clic y Descárgalo Ahora. Es Gratis

La baja autoestima, las burlas por su aspecto físico y por ello a ser rechazados por los demás o a ser víctima de acoso, el tristemente famoso bullying, es lo que más temor produce a estos niños, muy por encima de los problemas de salud asociados al sobrepeso u obesidad, que conocen por la información nutricional que reciben tanto en la escuela como de los pediatras

Otro aspecto a tener en cuenta que los colegios y escuelas deben enfrentar a diario complejas problemáticas que afectan a sus alumnos debido al bullying

Los problemas de peso pueden ser muy difíciles de corregir, por lo tanto es importante prevenir este problema si es posible. Aquí encontrarás algunos consejos para ayudar a tu hijo a mantener un peso saludable:

  • Bríndale una dieta saludable para tu hijo , siempre debes estar atenta a las calorías que debe comer y leer siempre las etiquetas con la información nutritiva
  • Asegúrate proporcionarle muchas frutas, verduras y granos enteros. Tu médico de familia o un nutricionista te puede contestar cualquier pregunta que  tengas acerca de cómo alimentar a tu hijo.
  • Los niños no deben tomar más de una porción diaria de bebidas endulzadas tales como jugo de frutas, bebidas de frutas, refrescos carbonatados regulares, bebidas deportivas, bebidas que proporcionan energía, leche endulzada o con sabores especiales o té helado endulzado. En vez de eso haz que tomen la mayor cantidad posible de agua. Habla con tu médico de familia o con un nutricionista sobre la dieta de tu hijo.
  • Involucra a toda la familia de una alimentación más saludable para que tu hijo o hija no se sienta solo y tenga modelos a seguir.
  • Siéntate a comer y a tomar bocadillos ( “snacks”) juntos en la mesa en vez de hacerlo frente al televisor.
  • Limita la cantidad de tiempo que tu niño mira televisión diariamente, que juega video juegos, o que se sienta frente a una computadora a un máximo de dos horas diarias.
  • Motívalo para que coma lentamente y para que no coma si está comenzando a sentirse lleno.
  • No obligue a su niño a comer si él o ella no tiene hambre. Es aceptable que tu niño no se coma todo lo que tiene en el plano en cada comida.
  • No uses la comida como un alivio o premio para su niño.
  • No ofrezcas el postre como un premio por haber acabado con la comida, puesto que con esta acción le enseña a tu hijo o hija a valorar más los dulces que los demás alimentos.
  • La comida chatarra típicamente tiene una cantidad elevada de calorías, grasas saturadas y grasas trans; por lo tanto, no vayas a restaurantes de comidas rápidas más de una vez por semana.
  • Dedica tiempo a compartir actividades que requieran moverse con su hijo o hija; realicen caminatas en familia y jueguen juntos al aire libre siempre que puedan.
  • Se un buen modelo a seguir para tu hijo; asegúrate de que  estés eligiendo opciones saludables a la hora de comer y que ¡también incorpora el ejercicio en su vida!

Implementa estas técnicas 100% efectivas y te aseguramos que podrás prevenir el acoso escolar causado por obesidad.

Curso:

Cómo Controlar el Bullying o Acoso Escolar

Haz Clic y Descárgalo Ahora

 

Gracias

PadresExpertos

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: